Aceite de nuez de macadamia, hidratante, orgánico

Aceite de nuez de macadamia

El aceite de nuez de macadamia es un aceite rico en ácido palmitoleico, un ácido graso monoinsaturado que protege las células. Ideal para pieles delicadas o dañadas y el cabello.

Nuez de macadamia, la nuez mas grande

La nuez de macadamia, o del Queensland, fue descubierta hace miles de años por los aborígenes. Hoy en día, el aceite extraído de las nueces de Macadamia integrifolia proviene de Australia, Hawái y también de Kenia. Solo un clima tropical permitirá su producción. Las nueces están cubiertas por una envoltura verde que se agrieta para dejar ver la cáscara marrón cuando maduran. Esta nuez se asemeja a una avellana grande. Se aprecia mucho con sal en aperitivos o en chocolate y postres. El aceite de macadamia tiene una textura fluida, ligera, seca, penetrante, con un sutil aroma a avellana.

Producción del aceite de nuez de macadamia

En una prensa de tornillo sin fin, las nueces liberadas de sus cáscaras son prensadas en un primer prensado en frío, sin intervención de solventes ni productos químicos. Luego, el aceite se filtra sucesivamente sobre papel pergamino. Posteriormente, se almacena el aceite a resguardo de la luz y el calor.

Propiedades del aceite de nuez de macadamia

Propiedades hidratantes para la piel

El aceite de nuez de macadamia es un aceite vegetal rico en ácido palmitoleico, un ácido graso monoinsaturado que protege las células. Por lo tanto, es excelente para pieles frágiles y dañadas. También es un excelente vehículo para la absorción de aceites esenciales, penetra en las células de la piel sin dejar una película grasa y nutre la piel en profundidad. Además, es eficaz para proteger la piel contra las agresiones externas y calmarla suavemente. Se puede aplicar en pieles frágiles para tratar estrías, grietas y cicatrices. Muy fluido, penetra inmediatamente en la piel sin dejar una película grasa.

Propiedad para el acné

Gracias a su riqueza en ácido palmitoleico, que está naturalmente presente en el sebo humano, el aceite vegetal de Macadamia evita la sobreproducción de sebo y ejerce una acción antibacteriana beneficiosa para las pieles propensas al acné.

Propiedades para el cabello

El aceite vegetal de Macadamia es un tratamiento capilar eficaz para tu cabello. Nutre y fortalece formando una película protectora sobre la fibra capilar. De esta manera, protege tu cabello de los daños causados por el sol, el viento, la arena, los tintes, etc. También hidrata el cabello y el cuero cabelludo gracias a su alto contenido en ácido oleico y palmitoleico. También favorece la microcirculación capilar local estimulando la circulación sanguínea y linfática. Es especialmente adecuado para el cabello dañado por los tintes, ya que actúa en profundidad sin apelmazar ni engrasar el cabello.

Composición en ácidos grasos

  • Ácido palmitoleico (AGMI omega 7): 18 a 28 %
  • Ácido palmitico (AGS): 5 a 11 %
  • Ácido esteárico (AGS): 3 a 6 %
  • Ácido oleico (AGMI omega 9): 50 a 60 %
  • Insaponificables: ≤ 0.5 %

Denominación y funciones INCI del aceite de nuez de macadamia

Macadamia integrifolia seed oil

    • Agente de cuidado de la piel - Mantiene la piel en buenas condiciones

Compromisos de calidad SOWÉ Botanic Lab

Utilizamos un aceite de nuez de macadamia orgánico con certification COSMOS par Ecocert

Lista de nuestros productos que contienen aceite de nuez de macadamia

Volver a la lista de ingredientes de SOWÉ